viernes, 25 de julio de 2014

HOMENAJE AL MAESTRO CARLOS RAUL VILLANUEVA


    JOSE MIGUEL AVILAN PALACIOS
  Arquitecto
                                            Artículo revista Colegio de Ingenieros  2000


Homenaje a  Carlos Raúl Villanueva



Hace 100 años el 30 de mayo de 1900 en Londres nace uno de los grandes venezolanos del siglo XX , Carlos Raúl Villanueva el arquitecto. Hijo de diplomáticos durante el gomecismo, Villanueva se formará en la Ecole-des Beaux-Arts de París,epicentro de las vanguardias europeas para bien y fortuna de nuestro país.
A su regreso a Venezuela en 1929 comienza a ejercer su carrera de arquitecto y urbanista al servicio del Ministerio de Obras Públicas en la reforma del Hotel Jardín y el proyecto de la Plaza de Toros de Maracay.

Con la muerte de Gómez en 1935 es demolida la cárcel de La Rotunda y el gobierno de López Contreras da paso a la plaza de La Concordia  diseñada por Villanueva. Serán tiempos de transición hacia la democracia, realizándose obras públicas de carácter social  como escuelas,centros asistenciales y vivienda.
A Villanueva le toca dirigir en tiempo record la construcción de los Museos de Bellas Artes y de Ciencias Naturales del Parque los Caobos. 



Son los tiempos de la arquitectura heroica, de la Escuela Gran Colombia donde aparece un estilo moderno, sencillo y despojado de adornos.





Villanueva conjuntamente con Gustavo Wallis,Cipriano Dominguez ,Carlos Guinand,Luis Malausena entre otros de formación foránea y beaux-artiana serán los arquitectos pioneros del modernismo y actuarán en una época de grandes transformaciones que irrumpen en el escenario nacional ,la ciudad y su arquitectura,a consecuencia del paso de una Venezuela agrícola a la nueva Venezuela del petróleo.

Entre los años 1936 y 1939 se traza el plan previsivo para el ensanche de la ciudad con la asesoría del urbanista francés Maurice Rotival,el cual contempla el eje de la gran avenida entre El Calvario y Los Caobos. Dentro de estos lineamientos el Banco Obrero promueve el concurso de Carlos Guinand Sandoz y Carlos Raúl Villanueva, para la reurbanización de El Silencio en 1940 ,ganado por Villanueva y construído por el gobierno de Isaías Medina Angarita(1942-1945). Se erradica sin atropello un barrio insalubre para dar lugar con gran acierto a un conjunto de viviendas dignas,tomando en cuenta la historia de la ciudad ,el clima del trópico ,elementos y valores de la arquitectura tradicional.  Esta tipología de arquitectura urbana es vigente por ser sostenible , estar a la escala del hombre y hacer verdaderamente ciudad,siendo reutilizada en las renovaciones contemporáneas de La Haya,Berlín y Barcelona por arquitectos de la vanguardia de los 90 como lo son Siza,Rossi y Bohigas.



Durante esa misma época de Medina se adquire la Hacienda Ibarra, sitio donde Villanueva y los ingenieros Armando Vegas y Felipe Herrera, en el Ministerio de Obras Públicas, iniciarán la planificación y construcción de la primera etapa de la Ciudad Universitaria,comprendida por el Hospital Clínico,la Escuela de Medicina,la Escuela Nacional de Enfermeras y la Escuela Técnica Industrial.

En los años 50 el proyecto de la Ciudad Universitaria evolucionará hasta cristalizar  Villanueva su tan anhelado sueño de “La Síntesis de las Artes”. Dirige como un maestro de orquesta, figuras de vanguardia del arte moderno nacional e internacional como lo son Mateo Manaure, Pascual Navarro,Alejandro Otero,Armando Barrios,Oswaldo Vigas, Victor Valera, Omar Carreño,Alirio Oramas,Jean Arp,Wilfredo Lam,Baltazar Lobo,Antoine Pevsner,Victor Vasarely,Henri Laurens,Fernand Léger y su gran amigo Alexander Cálder, entre otros, en el conjunto del Rectorado,La Plaza Cubierta,El Aula Magna ,la Biblioteca y los edificios de las otras escuelas de Ingeniería,Humanidades,Odontología ,Botánica y Arquitectura. En la Universidad Central se realiza una arquitectura moderna integrando las artes y el paisajísmo tropical.



Villanueva a pesar de poder haberse dedicado a los nuevos desarrollos urbanísticos mercantilistas en auge por esos tiempos de Pérez Jimenez , prefirió siempre el servicio público y la docencia en la Escuela de Arquitectura de la UCV.





Logra materializar en su taller del Banco Obrero,los experimentos de “Ville Radiuse”1935, “Unités d’habitation” de Marsella 1946 y de Nantes- Reze 1952 de vivienda colectiva del maestro Le Corbusier, pero a mayor escala  con la Unidad Residencial Cerro Piloto ,El Paraíso y 2 de Diciembre 1955-1957.



En sus dos casas blancas de romanillas azul añil para su familia, “Caoma” en la avenida Los Jabillos de La Florida 1951 y “ Sotavento”en Caraballeda cercana a las costas del Caribe 1958,Villanueva realizó una arquitectura austera y serena, que no pasa en el tiempo porque obedece a lo más esencial de la vida.
En Caoma están sus amigos representados en obras de Cálder,Arp,Miró,Moholy Nagy,Léyer,Le Corbusier,Reverón,Narváez,Otero,Manaure ,Soto y muchos más con los cuales dialoga espiritualmente.
En el patio del fondo dentro de un bello paisajísmo selvático,bajo altas palmeras africanas y chaguaramos, está su pequeño estudio alargado ,construído de madera, que nos recuerda la cabaña de vacaciones en Cap Martin de Le Corbusier.




Sus últimas obras más resaltántes serán el edificio sede para la Fundación La Salle 1961,El Pabellón de Venezuela para la Expo 67 en Montreal, el Museo Soto de Ciudad Bolívar1970 y la ampliación del Museo de Bellas Artes 1972,en las cuales continúa su evolución, simplificándo su lenguaje con sentida expresión brutalista y minimalista.







Villanueva es un maestro ejemplar,su arquitectura práctica ,humana,sincera en el uso de los materiales y  con preocupación por la luz y ventilación natural de los espacios, se contrapone al excesivo lujo y utilización del vidrio, reinante en nuestras ciudades “Manhattanizadas”y dependientes de costosos sistemas de aire acondicionado y energía eléctrica. Referente a esto, el maestro  expresa “Me gustan los materiales que por su pobreza,por su sinceridad plebeya, me permiten desafiar al estúpido engreimiento del exhibicionismo”.

A los 75 años de tránsito por esta vida nos deja su espíritu  en la luz de sus espacios y su voz, como decía el poeta Goethe, está en la música petrificada que es su arquitectura,gozada por todos. Heredamos un patrimonio artístico único, de valor incalculable, en el museo moderno más grande del mundo de la Plaza Cubierta y El Aula Magna y un camino para hacer una arquitectura del lugar con trascendencia universal.





    

Referencias:

·      Avilán Palacios José Miguel.  Breve Historia de la Construcción y Destrucción de Caracas. Revista Colegio de Ingenieros de Venezuela,Nº 369.Ed.Fundación Juan José Aguerrevere, Caracas,1998.

·      Avilán Palacios J. M. Wallis,Domínguez y Guinand. Revista HORIZONTES de Avensa y Servivensa, Nº 99,Caracas,1998.           


·      Boesiger Willy. Le Corbusier. Ediciones Gustavo Gili,Barcelona España,1977.

·      Granados Valdes A. Guía de Obras de Arte de la Ciudad Universitaria. Ediciones Universidad Central de Venezuela, Caracas,1974.

·      Moholy-Nagy Sibyl. Carlos Raúl Villanueva y la arquitectura de Venezuela. Editorial Lectura,Caracas,1964.

·      Villanueva Carlos Raúl. Textos Escogidos.Ediciones Centro de Información y Documentación  Facultad de Arquitectura y Urbanismo U.C.V. Caracas,1980.
 
·      Villanueva Carlos Raúl. Obra gráfica  en la colección permanente de la Galería de Arte Nacional. Catálogo Nº 3.Editorial Arte,Caracas,1982.



*José Miguel Avilán Palacios,nació en Caracas 1954 y es egresado de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la U.C.V. 1979. Ha realizado proyectos y obras tanto públicas como  privadas,publicadas en su libro De la Casa a la Ciudad ,1995.Así como autor y colaborador de diversos artículos de arquitectura  para las revistas :  Colegio de Ingenieros de Venezuela,CONSTRUIR de la Cámara Venezolana de la Construcción y HORIZONTES de Avensa.