miércoles, 13 de agosto de 2014

EL LIBRO DE LA CASA A LA CIUDAD



EL LIBRO    De la Casa a la Ciudad 


Casa  Estudio Villa Adela  José Miguel Avilán Palacios
Caracas D.F.









Concurso Espacios Públicos  2010








Agradecimientos

Este libro está dedicado a mis padres Sarah Palacios de Avilán y José Miguel Avilán Rovira, maestros, amigos y compañeros de viaje, junto a mi hermana Sarita y mi sobrina Gabriela.
 
A la memoria de amigos y maestros espirituales de tantas cosas, hoy en la eternidad: Mons. Juan Francisco Hernández, Alfonso Cerezo, Nelly Cervini, Francisco Carretero, Herminio Pedregal, Ramón León, Iliari de Eguiate, Julio Coll, Mario Bemergui, Oscar Carmona y Matilde Almaral. 

A mis  profesores y colegas colaboradores de proyectos, Domingo Álvarez, Mario Breto,          Bernardo Suárez, Leandro De Quintana, Jacobo Koifman, Jorge Sepezi, Rodolfo Ibarra, Manuel Ibarra, Luis Ibarra, Alfredo Trujillo, Arlindo Teixeira, Belinda Escalante, Richard Pereira, Diana Karam y Shirley Calderín asistentes, Giuseppe Gianturco Di Bianco mi fiel ingeniero estructural de siempre y Miguel Muñoz aparejador y especialista en instalaciones.

Ante la imposibilidad de expresar mi gratitud  a todos los clientes y propietarios de casas, instituciones, congregaciones y asociaciones, quisiera no dejar de mencionar especialmente a Virginia Betancourt, Yone de Ponce, Anmeris y Patrice Rouleau, Hna. Edelmira Montero, Hna. Rosa Rovira+, P. Alfonso Ruíz+, Conchita Marcano, Rafael Albornoz+, Francisco Reyes, Rafael Narváez , Luis Piñero y Angelo Restucia.

Finalmente todo mi agradecimiento a la Fundación Juan José Aguerrevere del Colegio de Ingenieros de Venezuela, principalmente a Luisa Helena de Weibezahn, por hacer posible la edición e impresión de este libro, “en forma económica para los jóvenes, y  es a ellos, precisamente, a quienes me dirijo…” como manifestó siempre el maestro Le Corbusier.





Introducción

Como un compositor deseo dejar  un registro esta vez más sentido de mi modesta pero amada obra, conservada hasta hoy en sueño, proyecto y realización de la música escrita y petrificada de mi arquitectura.
Por eso deseo interpretarles este pequeño concierto, selecto y armónico de los pasos serenos que han sido significativos y vibrantes, dejando huellas dentro y fuera de mí, ahora y siempre, y que me dan aliento y esperanza para seguir con alegría el camino elegido.

Está presente muestra de obras y proyectos de pequeño volumen se caracteriza por la cautelosa búsqueda de unas relaciones semánticas que responden a los planteamientos propuestos (ambiente, programa, tradición constructiva, etc.) representados por una serie de proyectos que van de la casa a la ciudad.

Desde los primeros proyectos hasta las obras realizadas más recientes aquí reunidas, observamos un conjunto de respuestas que intentan utilizar recursos acumulados de cada experiencia, de selecta bibliografía, seminarios, encuentros con maestros de la arquitectura, nuevas tendencias, vivencias de viajes por Venezuela y el mundo, especialmente por el Mediterráneo y el Caribe, para el conocimiento histórico y contextual de la arquitectura latinoamericana, espacios, tiempos, límites lejanos pero cercanos de esta tierra de gracia de Dios donde nací, pienso, creo, expreso y vivo.


Todo esto ha requerido de tiempo para su asimilación y ordenación, produciendo un lenguaje de fragmentos que construyen una arquitectura, consecuente con lo anterior, oportuna con el tiempo real y dimensión de cada caso e identificándose entre sí a través del diálogo de la reflexión.



Puede así encontrarse en este recorrido, huellas del pasado que “hacen camino al andar”, donde existen planteamientos racionalistas, funcionalistas y brutalístas de Le Corbusier, Sert, Bonet y Roland Simounet. 


Estudio de Le Corbusier París

  video


                                   Casa Estudio de Joan Miró Mayorca Josep Lluis Sert

Formas permanentes, tradicionales, serenas pero siempre modernas de Coderch y Ponti.

Valores esenciales y minimalistas de  Luis Barragán, Tadao Ando, Souto Moura y Alberto Campo Baeza.


Casa Estudio Luís Barragán  México D.F.

  video

Matices orgánicos de Aalto y Siza.
Gestos escultóricos de Gaudí y Porro. Movimientos ondulados y libres de Burle Marx, Niemeyer y Reidy.

Museo de Arte Moderno de Río 1981-1983


Roberto Burle Marx

  video

Orden y metodología de Rossi.
De la escultura de Cálder y Chillida, de la pintura de Matisse, Léger y Miró.
Ecos, texturas, colores, e influencias de procedencia diversa, mestiza, de lo árabe, desde Grecia, Venecia y norte de África, del Mediterráneo, hasta el Caribe nuevo Mediterráneo de sol y luna.


Islas Griegas



Josep Miquel Avilán Palacios  en Hydra islas Griegas 1982




  video





De Nueva York  los barcos transatlánticos. De la sensual línea curva brasilera de Río hasta la Plata.

Bulevar de Copacabana Burle Marx


De Nueva York los transatlánticos



Casa en La Plata de Le Corbusier

  video


De la modesta, austera y sencilla arquitectura colonial hispánica y la moderna tropical venezolana, su síntesis e integración de las artes, de la casa de Villanueva “Caoma”, su alma y Aula Magna. De la tradición de valores del pasado, vivos e incorporados funcionalmente con los también valiosos avances de la técnica contemporánea, adaptados a las limitaciones y posibilidades reales y sostenibles de los recursos, clima y medio social del ambiente.


Caoma Casa Estudio de Villanueva



Plaza Cubierta y Aula Magna UCV



Todo esto pasado por un tamiz personal, sensible, en donde los ecos se convierten en mosaico, expresión propia de una síntesis. En estas obras he pretendido hacer evidente, no un estilo, sino una actitud para hacer arquitectura, en nuestro contexto.
El camino elegido para hacer una arquitectura sencilla no ha sido fácil, dada la época de pérdida de valores e intensidad, donde pocos arquitectos latinoamericanos tienen la posibilidad de gestar un trabajo así, renunciando a las banalidades, falsos valores netamente comerciales que nos invaden, influencian y contaminan perdiendo la oportunidad de ser nosotros mismos. La arquitectura como arte social, es una actitud ante la vida, sólo así realizaremos una arquitectura individual y colectiva, de la casa a la ciudad, en referencia y sintonía con el lugar y sus límites, aportando algo trascendente en el tiempo y el en el espacio universal del espíritu humano.

    José Miquel Avilàn Palacios
Arquitecto



                                                          VIDEO SÍNTESIS DEL LAS ARTES



PROYECTOS Y OBRAS




Casa Estudio Villa Adela 
1983-1985

Ampliación y remodelación de la casa de los padres del arquitecto. La casa maduró formalmente durante el lapso proyecto-construcción. El resultado es un mosaico en el cual se insertan fragmentos de arquitectura de Le Corbusier, Sert, Bonet, Rossi con ecos gaudinianos en la herrería, arcos de medio punto, vitrales de colores, romanillas de nuestro barroquismo tropical. A la manera árabe la casa niega la calle, encerrando en su interior la intimidad y el patio.  Se Conserva la arquitectura original de la planta baja y en la planta alta nueva, correspondiente a la casa estudio se construye con bovedillas catalanas, sobre los cuales sobresalen tanques y tragaluces.

“Arab architecture begins with the interior and goes to the exterior. The function of space is primary. The outer form must express the forces on the inside. Every room is respected. You don’t start with the exterior shell as with modern sky- scrapers. Instead, in the Arab House, the various spaces meet as if by music. Musical tones go harmoniously up and down”. Hassan Fathy








1987- 1991 Casa Rouleau  La Miranda

Casa en pendiente con vista al cerro Ávila, siguiendo los cinco puntos de Le Corbusier.
Los pilares, la terraza ajardinada,  la libre estructuración de la superficie, la libre composición de la fachada, y las largas ventanas.

“Durante el día la casa es un espacio abierto de un extremo a otro, es un gran pabellón. Por la noche todo lo necesario para dormir se encuentra a mano, oculto en los armarios empotrados anexos a cada cuarto. Un corredor lateral de reducidas dimensiones, calculado con tanta exactitud como los de la compañía internacional de coches cama, une las diferentes estancias entre sí y con los servicios. Los cuartos auxiliares se sitúan entre los pilares de la parte baja, mientras que el estudio, que exige un silencio que propicie la meditación, se encuentra en la planta superior, junto a la terraza jardín. Esta última es un acontecimiento innovador en la arquitectura, una fuente de encanto y  poesía, un lujo magnífico y gratuito”. 

 Le Corbusier








1997-1992 Biblioteca Pública de El Tocuyo

Situada en una ciudad muy cargada de historia, Nuestra Señora de la Concepción El Tocuyo, fundada por Juan de Carvajal en 1495, se alza la nueva estructura que aloja la memoria para los futuros sueños y desarrollo de los hijos de esa bien llamada “Ciudad Madre” de las ciudades de Venezuela, pues de ella saldrá entre muchas la expedición a cargo de Diego de Losada  que fundará Caracas en 1567. 

 Al contraer este compromiso, se tomó en cuenta el entorno, aprovechando la ocasión no para construir un edificio, sino para construir el sitio, de manera que la arquitectura entre a formar parte de la nueva configuración geográfica, directamente relacionada con la memoria histórica del lugar, como testimonio de las aspiraciones y los valores de la cultura actual. 

Dentro de esta óptica, la arquitectura cumple con una función que supera la respuesta que supera la respuesta directa de la utilización social inmediata para ofrecerse progresivamente como oportunidad para una toma de conciencia de los límites de las posibilidades derivadas del actual desarrollo. La biblioteca construye así parte de la nueva ciudad, sin pretender reemplazar la ciudad vieja, respetando las ruinas dejadas por los terremotos,  dejando abiertos al cielo los arcos que sostuvieron techos de iglesias. 

El diseño alargado de la biblioteca recuerda el estilo descrito en referencia a las viejas casas del lugar. Su altura respeta el paisaje urbano, donde sobresale la iglesia barroca de la Concepción del 1888. La estructura de la gran nave, con pórtico triangular rectilíneo, está inspirada en el esqueleto, aún en pie del Templo de Santo Domingo.

“La cuestión consiste en salvar el valor simbólico y la lección inagotable que ha representado El Tocuyo, para sus ciudades hijas que han de crecer como árbol sin llegar a olvidar su raíz”

 Arturo Uslar Pietri. 

 Publicado en la revista Red año 12 Nº 5











1996-1991 Biblioteca Pascual Venegas Filardo Oeste de Barquisimeto

Continuando con la tipología de la biblioteca El Tocuyo, con ciertas variantes y respondiendo a las determinantes Este-Oeste de la localización dentro del campo del Politécnico de Barquisimeto. Se utilizó el revestimiento de los muros exteriores y techos con panela de arcilla y el uso de luz indirecta mediante el lucernario, dadas condiciones extremas de exposición de las largas fachadas a la luz solar. Se repiten aquí elementos de cemento armado en grandes superficies laminadas, el brise-soleil corbusiano, pilares, paredes vidriadas de colores y ojos de buey.  El arte integrado a la arquitectura, iniciado en las casas particulares conjuntamente con el artista plástico Francisco Carretero, trasciende para ser gozado por todos al espacio público, función social del arte moderno. “El color en la vida social tiene un papel mayor que cumplir; participa todavía en el desarrollo de las realidades cotidianas monótonas, realistas. Viste la realidad, los objetos más modestos le piden un humilde engaño que nos haga que nos olvidemos de su finalidad real. Tratemos de continuar este esfuerzo de espacio y de liberación en la arquitectura del porvenir. 

"El color constituye un potente medio de acción, es capaz de destruir una pared, vitalizarla, hacer que avance o retroceda; crea un espacio nuevo”.  
Fernand Leger








1992-1994 Capilla María Madre de la Paz  La Miranda

Implantada dentro de los claros de un parque arbolado, con follaje de bambúes que abren ventanas hacia el cerro El Ávila, la iglesia se adapta al descender suavemente con el terreno, en dirección hacia el altar, como en la capilla de Ronchamp de Le Corbusier, tomando su planta la forma orgánica pero racional, de los árboles que la bordean. 

Esta capilla es un mosaico que sintetiza como ningún otro ejemplo todo lo expresado en la introducción; síntesis entre la modernidad y la tradición, de la poética corbusierana mediterránea y de los primeros templos coloniales de la isla de Margarita en Venezuela. La estructura es de hormigón, la cubierta de techo se dejó en concreto brutalista, los muros gruesos, rústicamente encalados como en el mediterráneo, con vitrales vaciados en concreto, pisos de terracota y cemento pulido, romanillas y tragaluces, creando un ambiente interior fresco, con una luz mística de paz y alegría.

“La clave es la luz, y la luz ilumina formas, y las formas tienen una potencia emotiva”. 
Le Corbusier







CONTINUARÁ