domingo, 31 de agosto de 2014

BREVE HISTORIA DE LA CONSTRUCCIÓN Y DESTRUCCIÓN DE CARACAS





ARQUITECTURA

Breve Historia de la construcción
 y destrucción de Caracas


José Miguel Avilán Palacios                              
Arquitecto 





Ediciones Aviplan  

Derechos reservados c         
 ISBN 980-07-2609-8+








 

Breve Historia de la Construcción y Destrucción de Caracas




La Ciudad de Caracas, como todas las ciudades en la historia de la humanidad desde Babilonia, Mileto, Atenas, Pompeya, Roma, Constantinopla ahora Estambul o Tenochtitlán hoy ciudad de México, no escapa de ese proceso de construcción y destrucción a través del tiempo.


                                                              Antigua Tenochititlán


                                                                 Ciudad de México
El lugar elegido, está situado en un valle fértil y con la presencia de las aguas de las quebradas del cerro El Ávila que desembocan al río Guaire,  el cual cruza el valle en sentido oeste-este.



El  trazado de la ciudad de Santiago de León de Caracas, obedece a la tradición urbana de la urbe romana, contenida en las sabias previsiones de las Leyes de Indias, dirigidas desde España hacia sus colonias en el nuevo mundo, que abarcaba desde Los Ángeles hasta Buenos Aires.

Desde la Colonia hasta la Independencia la cuadrícula de Caracas crecerá ordenadamente a partir del primitivo trazado de damero de 1578 y se debe al gobernador Juan de Pimentel.



La arquitectura de la ciudad estará conformada por casas con patios, adosadas o solas, ocupando los solares de las manzanas y alineadas a lo largo de las calles. La arquitectura será modesta en comparación con las ciudades ricas e importantes del imperio como México, Cuzco y La Habana.

                                                         Plaza Mayor de Caracas
                         

Caracas pasará por sorpresivos ataques y pillajes de piratas ingleses y holandeses, el azote de Bóves que provoca la huida de la población hacia el Oriente de 1814 y el terremoto de 1812 cuyos escombros sirvieron de tribuna pública al joven Bolívar. Las ruinas perdurarán hasta los tiempos de la República y el proceso de reconstrucción y repoblación de la ciudad se detiene por la guerra a muerte decretada y  la  no dependencia del imperio español.




Terremoto de 1812  pintura de Tito Salas


La población de Caracas entre 1812 y 1869 se mantendrá en un promedio de 50.000 habitantes. En 1830 es asesinado en Berruecos, Sucre la mano derecha de Bolívar. Esto será un duro golpe para El Libertador que alimentara su desengaño y desterrado muere en Santa Marta, el 17 de diciembre de 1830.



En Caracas reinará la anarquía, la incapacidad administrativa, el atropello, la inmoralidad, la pobreza extrema,  las epidemias, fiebres y pestes, todo es caos. La gran plaza mayor o ágora centro de la retícula con sus arcadas perimetrales que sirvió de cabildo abierto ,de mercado y ejecuciones, es demolida entre los años 1862 y1866, durante los tiempos del caudillo Páez para ubicar la nueva plaza Bolívar, mientras el mercado se muda hacia el antiguo convento de San Jacinto.



Fachada original del templo de San Francisco

Llega de París el ilustre americano Guzmán Blanco y se realizará la renovación urbana desde 1870 a 1888. Se impone un orden afrancesado, se instaura un liberalismo económico y se atraen capitales europeos, aparecen los ferrocarriles, los acueductos, se erige la estatua ecuestre de El Libertador en la Plaza Bolívar y  la arquitectura modesta se reviste de falsos neoclásicos.


Surgen edificaciones como el Capitolio, se reviste de neogótico el convento de San Francisco para la Universidad Central y La Santa Capilla, se reconstruye la iglesia de la Santísima Trinidad , el Teatro Municipal, se demuele la antigua iglesia colonial de San Pablo El Ermitaño y la imagen del Nazareno se muda al nuevo Templo de Santa Teresa. Todos éstos proyectados por ingenieros y arquitectos de academia como Luciano Urdaneta, Juan José Aguerrevere, Muñoz Tébar y Juan Hurtado Manrique. La sabia y mestiza arquitectura colonial de alarifes, se refugia en la maleza de las viejas haciendas y el polvo de los pueblos.



Teatro Municipal de  Jesús Muñoz Tébar y Ricard

Caracas llega a fines del siglo XIX con 55.600 habitantes similar a la a población de 1810. Caracas “vuelve caras”hacia nuevos y desconocidos instrumentos del colonialismo.



Antiguo Templo de San Pablo demolido por Guzmán Blanco 
para más tarde construir la Iglesia de Santa Teresa


Iglesia de Santa Teresa (hoy Basílica gracias a Mons. Juan Francisco Hernández) Arq. Juan Hurtado Manrique 


El gobierno dictatorial de Guzmán será interrumpido por alzamientos que serán estabilizados por Joaquín Crespo quien gobernará bajo la tutela de Guzmán.  Se prosiguen obras de Guzmán como las Capillas de El Calvario , Nuestra Señora de Lourdes y El Arco de la Federación , obras de Hurtado Manrique en 1895.Construye la Villa Santa Inés  recargada de molduras, adornos y decorados a gusto de su señora Jacinta de Crespo quien dejará grabadas para la historia las iniciales de su nombre en la entrada de esta mansión vecina a la nueva estación del ferrocarril en Caño Amarillo y el Palacio de Miraflores construído para Crespo por el ingeniero italiano Orsi Mombello.


             Vista de Caracas desde El Calvario a la derecha la iglesia del Calvario
Crespo no resultará tan buen administrador como Guzmán Blanco.  Vuelven las sublevaciones y en la montonera de La Mata Carmelera muere en 1898.
Muere  luego Guzmán en 1899 y durante el corto gobierno de Rojas Paúl caen las estatuas de Guzmán en El Calvario y se decreta la construcción del Hospital Vargas.



Llega el caudillo Cipriano Castro en 1899 quien construye su residencia Villa Zoila, obra de el arquitecto  Alejandro Chataing, pupilo de Manrique,  situada en El Paraíso, urbanización al sur del Guaire iniciada cuando Crespo. 

Ocurre el terremoto de 1900.  Cunde el pánico, son los signos de fin de siglo.  Se resienten las iglesias,  quedan parapeteados los teatros. Caen casas, las mestizas, las de tierra, teja, caña brava y bahareque. El Presidente Castro asustado, salta de una ventana de la Casa Amarilla y  queda con una pierna rota.

Alejandro Chataing será el arquitecto del régimen, quien ejecutará El Mercado Principal de San Jacinto, El Palacio de La Gobernación, hoy sede de la Alcaldía en la Plaza Bolívar, la Academia Militar de la Planicie,  El Teatro Nacional y la Academia de Bellas Artes.


Teatro Nacional  Arq. Alejandro Chataing

El siglo XIX nos dejará los nuevos inventos: los tranvías que de tracción de sangre pasarán a ser eléctricos, los postes y faroles, la fotografía, el telégrafo, el teléfono, el fonógrafo, las casas prefabricadas de hierro contra terremotos pero no a  la dinamita.



Caracas estará limitada al Norte por el cerro El Ávila, el río Guaire y El Paraíso por el Sur el parque de El Calvario por el Oeste y La Candelaria y la quebrada Anauco por el Este.
Vuelve el derroche, la corrupción, deuda externa, la bancarrota. Alemania e Inglaterra traen fragatas a la Guaira, piden cuentas a Venezuela. La Historia se repite.



Con un golpe entra el Gomecismo en 1908 para dar orden en las cárceles, paz en los cementerios y trabajo en las carreteras, como la tortuosa carretera Caracas La Guiara. Serán 27 largos años, que para algunos son un siglo y Caracas llegará  tarde al siglo XX.




Se paga la deuda externa, aparece  el oro negro, estiércol del diablo, el petróleo y las concesiones explotadoras norteamericanas e inglesas. Algunos con el royalty se empiezan a enriquecer, compran los primeros automóviles Ford, el campo se acerca a la ciudad. El Paraíso se desarrollará con casas tipo Plantation House americano, arquitectura estilo Colonial Revival y Queen Anne Style . Allí en una loma más arriba de Villa Zoila, como un águila se instala la Embajada Americana  donde se mudan sólo los que tienen automóvil, los peatones por el monte, no hay aceras.



Las urbanizaciones privadas se  extienden hacia el Este ocupando las tierras fértiles del valle. En los años 26 y 29 se inicia San Agustín del Norte, de Roche y Arismendi, trazadas mediante el esquema de manzanas con casas adosadas con arcos mozárabes, en sintonía con la plaza de toros de El Nuevo Circo de Chataing, pensadas para la clase media y la gente que venía del campo a la ciudad, en busca de urbanidad y buenas costumbres. Se refinan las molduras, vienen las gárgolas y de las cornisas caen los aleros. Los portones, zaguanes y ventanas aloja n arcos barrocos, con sus rejas de hierro forjado, vidrieras y un nuevo rococó, el tímido Art Nouveau.





Esta es la Caracas tranquila de mis abuelos y escenario de la infancia de mis padres, del sube y baja, el tranvía con asientos de tablitas, con aire limpio y frío natural. Las familias desde  la estación Caño Amarillo salen los domingos muy temprano, no hay espera , a las seis sale el tren! Llegan a las once, sólo hay tiempo para los baños de Macuto, donde se aisla Reverón en busca de luz y libertad  y después del almuerzo rapidito pita el tren  para Caracas otra vez.







Más al Este de los Caobos se urbaniza La Florida, con el club para gente acomodada y para los amantes de la buena vida. Con  el golf, más aislado y exclusivo,  nace el Country Club. Trazado por Olmsted Brothers, los mismos que diseñaron el Central Park de Nueva York, con la Casa sede del club del arquitecto Carlos Guinand.










Caracas queda aislada y Gómez estratégicamente se  establece en Maracay, que será por esos tiempos la capital. Lindbergh, en su monoplano Spirit of  St. Louis, aterriza en el Hipódromo del Paraíso.






 Surgirán las salas de cine con Chaplin, Valentino, Laurel y Hardy y los Cow Boys Tom Mix y Buck Jones.  Gardel con sus tangos, en la radio, son un suceso, cuando se asoma desde el efímero y melancólico Hotel Majestic de los 30, frente al Teatro Municipal, para saludar a la multitud de fanáticos que todavía lo añoran.



                                         Hotel Majestic

En 1930 para el centenario de la muerte de El Libertador es restaurado El Panteón en estilo neo-colonial, por un huésped del  Majestic, el alarife y arquitecto catalán Manuel Mújica Millán quien realizará también privadamente  la urbanización de Campo Alegre con la capilla de El Carmen y el Santuario de las Siervas del Ssmo. Sacramento en La Concordia.


Urbanización Campo Alegre




                                                     Casa estudio de Manuel Mújica Millán (demolida)



Muere Gómez en 1935 y la gente no lo cree porque le parece una eternidad. Es demolida la cárcel La Rotunda con sus grillos y el gobierno de López Contreras da paso a la plaza de La Concordia, del arquitecto Carlos Raúl Villanueva.


Plaza de La Concordia diseñada por Carlos Raúl Villanueva al fondo el Santuario de las Siervas del Ssmo. obra de Manuel Mujica Millán

Serán tiempos de conciliación y transición hacia la democracia. Se realizarán obras públicas educativas, asistenciales y vivienda para la clase obrera, como los Museos de Ciencias y Bellas Artes  en el parque los Caobos.









Entra una arquitectura heroica, moderna, sencilla y despojada de adornos,  como en la Escuela Gran Colombia,  diseñadas por Villanueva. Se planearán y construirán grupos escolares con comedores,  en todas las ciudades de Venezuela, La Escuela Nacional de Enfermeras de Cotiza, El Sanatorio Popular Antituberculoso, retirado y arbolado en El Algodonal, el Ministerio de Fomento y  las urbanizaciones de viviendas del Banco Obrero en Propatria, del arquitecto Carlos Guinand y Bella Vista, dirigida por el arquitecto Heriberto González  Méndez. 

Escuela Gran Colombia




En 1936 se traza el plan previsivo para el ensanche de la ciudad,  con la asesoría del urbanista francés Maurice Rotival,  el cual contempla el eje de la gran avenida entre El Calvario y Los Caobos.




 Gestión que continuará su sucesor Medina Angarita  llamado “el soldado de la paz”, que no tendrá ni escolta, que caminará por las aceras desde el Palacio de Miraflores, hasta el Congreso  o se le verá tranquilamente en el  cine Ávila o en el Teatro Boyacá de Guinand, disfrutando de una película con su señora , como dos ciudadanos más de la ciudad. Durante su mandato no habrán presos políticos y  se legalizan los partidos que hoy todos conocemos.






El Silencio


Medina establece las bases de una economía posible y más justa con la ley de concesiones petroleras. Realiza “sin prisa pero sin pausa” y a pesar de la segunda guerra mundial, la renovación urbana más trascendente de la historia de la arquitectura y la construcción en los últimos 50 años, erradicando sin atropello un barrio insalubre donde convivía la promiscuidad y la prostitución. 

Villanueva con el equipo del Banco Obrero y dentro de los lineamientos del plan Rotival, diseñará en El Silencio un conjunto de bloques de vivienda urbana, a la escala del hombre, perimetrales a las manzanas, con patios interiores, de cuatro pisos y comercios en planta baja, protegidos del sol y la lluvia por corredores peatonales, con arcadas, zaguanes, portales con valores coloniales de Coro y Guanare, balcones hacia la calle y la plaza central con fuente y Las Toninas esculturales de Narváez. 

Esta tipología de arquitectura urbana es aún vigente, manejable y humana. Es similar a las renovaciones urbanas recientes de  La Haya,  Berlín y Barcelona en los 80 y 90, de arquitectos de vanguardia actual como son Siza , Rossi o Bohigas.









Por el Este Roche realiza en 1943 la Urbanización Altamira con su plaza y obelisco que se integra  a la ruta de El Metro de nuestros días. 





El gobierno compra la Hacienda Ibarra y Villanueva y los ingenieros Armando Vegas y Felipe Herrera en el Ministerio de Obras Públicas,  iniciarán la planificación y construcción de la etapa inicial de la Ciudad Universitaria, comprendida por el Hospital Clínico, La Escuela de Enfermeras, La Escuela Técnica Industrial, La Escuelas de Medicina y el Instituto de Medicina Tropical, con la arquitectura heroica de los 30 y 40, llamada de estilo internacional moderna para ese entonces. 















Medina no completará lamentablemente su período y es derrocado por el absurdo golpe llamado Revolución de Octubre de 1945. Medina no opone resistencia, no quiso derramamiento de sangre, hoy muchos de los protagonistas se arrepienten.



El nuevo gobierno integrado por una junta cívico militar, convoca a las elecciones y sale electo  Rómulo Gallegos, quien sería derrocado en 1948.




Plaza Bolívar de Caracas durante los años 40

La Caracas que se fue” y que añoraron Mariano Picón Salas, Arturo Uslar Pietri y el  gran psiquiatra e historiador Francisco Herrera Luque entre otros.  Recordemos al arquitecto e ingeniero Willy Ossott, pionero de la Escuela de Arquitectura 1946, defensor del patrimonio colonial entre ellos la casa del Colegio Chávez,  demolida para dar paso a la  avenida Urdaneta.



Vendrá la dictadura de Pérez Jiménez que impulsará en menos de diez años el proceso de urbanización de Caracas y el país bajo el criterio del Nuevo Ideal Nacional;  con recursos más modernos de construcción y con mano de obra calificada  que llega  en los tiempos de  posguerra europea. Habrá trabajo para todos menos los políticos que se exilian en el exterior.
Se continuará el lineamiento inicial de Rotival pero con una arquitectura de la vanguardia mundial, que para ese momento romperá con la escala humana y la altura del contexto. Es demolido el Hotel Majestic y mutilado El Teatro Municipal  para elevar las Torres emblemáticas del Centro Simón Bolívar con la arquitectura corbusiana de Cipriano Domínguez.



Centro Simón Bolívar






Nota: estos espacios bajo las torres educaron al caraqueño para cuando en los años 80 se construyera el sistema de transporte  masivo: Metro de Caracas.

Se prosigue la construcción de la Universidad Central donde Villanueva dirigirá una orquesta de figuras de vanguardia del arte moderno internacional y nacional entre los que destacan Calder, Léger, Vasarely, Arp, Laurens, Manaure, Navarro, Otero entre otros.
Logra la integración de las artes en la arquitectura de las diferentes Escuelas, el Aula Magna, la Plaza Cubierta y la Biblioteca. En la Ciudad Universitaria se realiza una arquitectura inteligente, existiendo una acertada combinación de la arquitectura moderna de los 50 y el medio ambiente tropical.





Aula Magna con los móviles de Calder

La ciudad dispondrá de amplias avenidas con paseos peatonales y áreas de recreación, como el de las avenidas Los Ilustres y Los Próceres,  para celebrar “La Semana de la Patria”con plazas y fuentes,  el monumento de los dos monolitos, con relieves de Ernesto Maragall y El Círculo Militar continuando el eje el patio de desfiles y tribunas,  rematado por la Escuela Militar del arquitecto Luis Malausena.

 La Plaza Venezuela con esculturas de  Maragall en Los Caobos, donde se construye el Edificio Polar de los arquitectos Vegas y Galia. La casa de habitación “Caoma" en  La Florida de Carlos Raúl Villanueva.



La ciudad se cruza con las avenidas Bolívar,Fuerzas Armadas, Urdaneta, Andrés Bello, Francisco de Miranda,Victoria hoy Isaías Medina Angarita ,  Roosevelt , Nueva Granada,San Martín y Sucre,creando ejes para la construcción de edificios y aceras anchas para el peatón.





En materia de turismo  y recreación se desarrollará la red hotelera nacional entre los que destacará El Humboldt  situado en el Parque Nacional El Ávila, único en el mundo, obra del arquitecto José Tomás Sanabria. Conjuntamente con la estación Humboldt y sus áreas públicas, salón baile, pista de patinaje sobre hielo y restaurante comunicados por El Teleférico desde la Estación Ávila en Maripérez y  El Cojo, cerca de Macuto  diseñadas por Alejandro Pietri.



 Aparecen el Club Táchira de Fruto Vivas y el Club Campestre Los Cortijos de Carlos Brando. La Ciudad Vacacional Los Caracas en el litoral central y El Hipódromo la Rinconada.








 Para el problema de la  vivienda con el Banco Obrero se realizaran Los Bloques de San Martín, la unidad piloto de bloques de El Paraíso y la comunidad Dos de Diciembre, concebidos, dentro un vasto “Plan de erradicación de todos los ranchos en el área metropolitana de Caracas” obra del equipo conformado por  Villanueva, Cepero, Hoffman, Brando y Mijares.



Unidad Habitacional El Paraíso del Banco Obrero



Se realiza un Plano Regulador de 1951 para controlar las urbanizaciones y las construcciones privadas de la ciudad  paralelamente a planes de Colonias  Agrícolas en el campo y  Ciudades Satélites. En lo Asistencial destacan La Maternidad Concepción Palacios, El Hospital Militar y El Seguro Social.
En esos años 50 visitarán la ciudad arquitectos modernos de diferentes latitudes y dejarán muestras de su mejor arquitectura  como Gío Ponti y su Villa Planchart, Oscar Niemeyer y su Proyecto del Museo de Arte Moderno, con Fruto Vivas y Henrique Hernández, las visitas de Roberto Burle Marx y su paisajísmo de los miradores del Humboldt, el Balneareo público de Naiguatá, Clubes Playa Grande, Playa Azul y Puerto Azul en El Litoral Central.
Hotel Humboldt

Balneario público de Naiguatá
Club Puerto Azul  Naiguatá

    Hotel Macuto Sherathon


La industria automovilística se moderniza a gran velocidad. Aparecen edificios diseñados para la venta de autos, las autopistas, viaductos y túneles  Caracas la Guaira, El Valle, Del Este. El proyecto de la Cota Mil que bordearía todo el valle y el túnel de Altamira por El Ávila hasta el Litoral Central. Desaparece el Tren a la Guaira y la carretera vieja de La Guaira queda para los enamorados.







La iniciativa privada comenzará a construir centros comerciales como El Helicoide, del arquitecto Jorge Romero Gutiérrez, Dirk Bornhorst y Pedro Neuberger.


El Helicoide

El aeropuerto de la ciudad ya no será un hipódromo con la base aérea militar La Carlota, por donde huye en avión el dictador derrocado por el golpe militar del 23 de enero de 1958. Comenzarán los tiempos de nuestra extrema Democracia de los partidos, que derrocaron a Medina y que se mantendrán por 40 años, gracias al populismo demagógico del dejar hacer.
El pueblo invade los bloques Dos de Diciembre recién terminados y la urbanización pasará a llamarse ahora “23 de Enero”. La marginalidad crece, se toman las zonas verdes de cerros y quebradas, para la construcción de ranchos desordenadamente y sin servicios, violando el Plano Regulador de 1951 y desdeñando las obras y planes de los años 50.






            
                                Barrios marginales
    Se democratiza la educación, aumenta la población cualquier sitio puede ser una escuela. Lo primero es el carro, la moda y valores de consumo y violencia que imparte la televisión, aunque vivan en un rancho sin agua ni sanitario y en la nevera no haya leche pero si refresco o cerveza...? La meta de todos es llegar a la Universidad donde no hay cupo y las becas Mariscal de Ayacucho en el exterior son la solución.
Crece la “partidocracia”, el clientelismo electoral, aparecen nuevas oligarquías, se “ranchifican” las instituciones públicas y los edificios de la ciudad, se instalarán mercados  libres y de buhoneros debajo de un puente.
En los hospitales paralizados no hay ni algodón y en la maternidad una venezolana y otra extranjera esperan en una sola cama. Los ranchos superarán al Banco Obrero hoy INAVI, llegando a la conclusión que los bloques son inhumanos y la consolidación de barrios es la solución.



Los Concejos Municipales por influencia de intereses creados alterarán las ordenanzas  de zonificación y usos del suelo para su plusvalía. Donde había una quinta se levantarán edificios multifamiliares, oficinas, comercios, fábricas,  clínicas, urbanizaciones en cerros, barrancos... la ciudad se desparrama  sin control creando conflictos en los servicios públicos. Se incrementa el tráfico de influencias.

 La burocracia cada vez será más lenta y ambigua aumenta el papeleo, nace una nueva ciencia llamada “permisología”, cuyo ejercicio se desempeña en lujosos restaurantes, piano bares y hoteles, donde se discuten los últimos criterios y misterios de turno.
Se demuelen casas y edificios de los 30,40 y 50, arquitectura de maestros para dar paso a verdaderos monstruos que son un infierno llamados condominios o “condemonios”. Reinan los edificios de vidrio y residencias de “lujo sin límite” fuera del contexto ambiental y social para “Manhattanizar” a Caracas. La ciudad se segrega en el Old West Side y el New East Side , proliferan los self services  Mac Donald’s y los Arturo’s.
Habrá desidia y abandono de obras y proyectos del gobierno anterior sin continuidad administrativa , cada cinco años se desecha  y se derrocha , cada uno de los presidentes, gobernadores y alcaldes quieren dejar huella de su obra en la ciudad y su historia inmortalizándose con obras y siniestros como: El Parque del Este, La Avenida Libertador, el terremoto de 1967, las diferentes versiones de la Plaza Venezuela , El Conjunto del Parque Central , El Poliedro, El Pulpo, La Araña , El Ciempiés, los Elevados de Hierro, Color para la Ciudad , Porrones, Paradas de Autobús de Plástico, Bulevares, El Metro de Caracas subterráneo y antiatómico , el Complejo Teresa Carreño, la Plaza Caracas, la autopista Boyacá cerrada los domingos, El Foro Libertador, El Parque Vargas, la Plaza Bicentenaria, el Conjunto Juan Pablo II, los Museos Sofía Imber y Jacobo Borges, la nueva Mezquita ,el bunker de la nueva Embajada Americana, El Sacudón ,Las Intentonas , las Fragatas Inglesas  que piden cuentas por la deuda y se llevan el oro del Banco Central de Venezuela ,La Corte Suprema de Justicia , Deslave en el Litoral Central, Cierre y demolición del Viaducto Caracas La Guaira, Banco Central de Venezuela Quebrado, Barrio Adentro, Inseguridad, Invasión de inmuebles, Incendio en la torre, Desempleo, Buhonería, Basura, Incertidumbre, Nepotismo, Socialismo del siglo XXI, nace una nueva “Boliburguesía robolucionaria”, Misión Vivienda Inflación, Caos, Terror, Incertidumbre…? Caracas Te Quiero!!!




  Conjunto de Parque Central “Condemonios ”


CARACAS PATIO DE TODOS
El problema de Caracas no se soluciona con un concurso de ideas y mucho menos con una “revolución”, cuando toda la ciudad está encarcelada en bunkers medievales por la aterradora inseguridad.
Tenemos miedo a vernos, conocernos, no existe solidaridad y dejamos el espacio urbano libre para el hampa, dueña de la calle y la noche. Las ciudades deben ser lugares de vida digna y tranquila.
Centros poblacionales ecológicamente y económicamente sostenibles, con nuevos estilos de vida, participación colectiva y gerencia para la convivencia humana. Tomando en cuenta los factores ambientales y espirituales tradicionales de ese pasado, pobre o rico, feo o bello pero que al fin es nuestro y que está allí afuera esperándonos.
Abramos las puertas sobre todo las del corazón, derribemos los muros y pongamos los puentes,  conectemos la ciudad como un juego, ya está bueno del ego, salgamos de los ghetos.
Amemos a la gente que es la sangre que da vida a las arterias y corazones de la cuidad. Caracas es como el patio de juego de niños pobres y nuevos ricos, desordenados, sin padres muchos, con padres y padrinos alcahuetas muy pocos, donde los juguetes están como en un corral botados.
 Si retomamos los fragmentos como un niño curioso y ordenado, podríamos rearmar el rompecabezas que es Caracas y jugar con reglas claras y abiertas en ese patio que es de todos.

JOSE MIGUEL AVILAN PALACIOS

Artículo El Nacional  1 de Agosto del 2002


 ver video                  





Algunas edificaciones de Interés arquitectónico de la ciudad de Caracas para los años 60, 70, 80, 90  y 2000.

Años 60

  • Banco Central de Venezuela Edificio Sede 1a etapa, en la Av. Urdaneta, de los arquitectos José Tomás Sanabria & Eduardo Sanabria
  • Instituto Nacional de Cooperación Educativa INCE, Av. Nueva Granada, de los arquitectos José Tomás.  Sanabria y Eduardo Sanabria.
  • Parque del Este,  en la Avda. Fco, de Miranda, de los arquitectos Carlos GuinandSandoz, Roberto Burle Marx, Távora y Stoddart.
  • Torre de oficinas de El Universal,  en la Av.Urdaneta, de los arquitectos George Wilkie, Bernardo Borges y Francisco Pimentel.
  • Edificio Residencial “El Camarón” en los Caobos con Av. Ppal. Las Palmas, del arquitecto Mario Breto.
  • Residencias “Altolar” en colinas de Bello Monte, del arquitecto Jimmy Alcock.
  • Edificios residenciales “Farallón y Centinela” en Bello Monte  con Av. Casanova, de los arquitectos Manuel Sayago y Ernesto Fuenmayor.
  • Templo San Juan Bosco en Altamira del arquitecto Guido Bermúdez.
  • Iglesia  Colegio La Salle de La Colina, de los arquitectos  Carlos Guinand Baldó, Moises Benacerraf  y A. Iriarte.
  • Centro comercial Chacaíto del arquitecto Antonio Pinzani.
  • Edificio Fundación la Salle en La Colina , del arquitecto Carlos Raúl Villanueva.
  • Soluciones a los problemas de la vivienda Iberoamericana, en los barrios marginales en pendiente y viviendas progresivas en terrenos planos del arquitecto Leandro Quintana  con el Banco Obrero INAVI.
  • Ampliación del Museo de Bellas Artes en Los Caobos, de los arquitectos Carlos Raúl Villanueva y Oscar Carmona.
  • Casa en Colinas de Bello Monte  Arqtos. Domingo Álvarez y "el Papy" Becerra

Años 70

  • Plaza de conjunto urbano con Torre del Banco Central de Venezuela en la esquina de Santa Capilla con Av. Urdaneta de los arquitectos J. T. Sanabria & E. Sanabria.
  • Edificio Seguros Orinoco, Av. Fuerzas Armadas del arquitecto José Miguel Galia.
  • Torre La Previsora, Sabana Grande arquitectos Borges, Pimentel, Koifman, La Sala.
  • Ateneo de Caracas, Av. México, del arquitecto Gustavo Legórburu.
  • Centro de galerías de comercios y hotel Paseo Las Mercedes, del arquitecto Jimmy Alcock
  • Casa Particular, Prados del Este del arquitecto Henrique Hernández.
  • Aereopuerto Nacional e Internacional de Maiquetía  arquitectos Felipe Montemayor y Luis Sully.
  • Residencias V.I.P. en Altamira del arquitecto Tomás Stransky.
  • Torres de Oficina Europa en  Chacaíto, América, Bello Monte en Bello Monte  y Seguros la Paz, Av. México del arquitecto Carlos Gómez de Llerena y Moisés Benacerraf  Asos.
  • Torre ABA Las  Mercedes del arquitecto Julio Maragall.
  • Banco Metropolitano en el Boulevard de Sabana Grande del arquitecto J.M. Galia.
  • Casa de Retiro Monseñor Ibarra en Montalbán  de Sanabria Arquitectos.

Años 80

  • Museo de los Niños en Parque Central del arquitecto Domingo Álvarez.
  • “Los Árboles para Vivir “ arquitecto Fruto Vivas.
  • Foro Libertador Biblioteca Nacional de los arquitectos J. T. Sanabria & E. Sanabria.
  • Torre Sede Electricidad,  San Bernardino del arquitecto J. T. Sanabria & E. Sanabria.
  • Estación del METRO, Caño Amarillo, superficial y tropical del arquitecto Mario Bemergui.
  • Banco del Orinoco en La Floresta del arquitecto Gustavo Legórburu.
  • Instituto de Canalizaciones en Chuao, del Grupo 4 arquitectos F.Gonzalo, H.López & C. Vogeler.
  • Teatro Teresa Carreño de Jesús Sandoval, Tomás Lugo y  Dietrich Kunckel.
  • Torre Británica, Altamira arquitectos Koifman, Borges y Pimentel.
  • Años 90 
  • Torre Banco Unión, Esq. El Chorro Av. Universidad del arquitecto Carlos Gómez de Llerena.
  • Parque de Cristal, Av. Fco. De Miranda del arquitecto Jimmy Alcock.
  • Mezquita en Santa Rosa de los arquitectos Oscar Bracho y Eva Arredondo.
  • Ampliación Conjunto Banco Central de Venezuela en Parroquia Altagracia de Sanabria Arquitectos.
  • Centro de Arte La Estancia, La Floresta arquitectos FUNRECO.
  • Museo Sacro Catedral Plaza Bolívar arquitectos FUNRECO Ramón Poloini, José Antonio Romero y colaboración de  María Carlota Ibañez  entre otros.
  • Pabellón de Sevilla de los Arquitectos Henrique Hernández y Ralph Erminy. 
  • Abadía Benedictina Güigue del Arq. Jesús Tenrreiro
  • Residencias Villa Bermeja en Chulavista de los arquitectos Miguel Carpio y Julio Maragall.
  • Casa Rouleau en la Urb. Miranda del arquitecto José Miguel Avilán Palacios.
  • Capilla María Madre de la Paz Urb. Miranda del arquitecto José Miguel Avilán. Palacios.
  • Iniciativa museística de la arquitectura de la Fundación Museo de la Arquitectura F.M.A. de muchos arquitectos destacados: William Niño, Martín Padrón, María Teresa Novoa, Jorge Rigamonti, Helene de Garay entre otros.
  • Propuestas Urbanas Parroquiales  donde destacan Pablo Lasala, Manuel  Delgado, Jorge Rigamonti entre otros.
Años 2000 s. XXI …

  • Centro Comercial San Ignacio  del arquitecto Carlos Gómez de Llerena.
  • Paisajismo de los jardines Laboratorios Ponce & Benzo, José Miguel Galia y José Miguel Avilán.
  • Renovación urbana y equipamiento del Municipio Chacao.
  • Plaza Alfredo Sadel  renovación urbana Municipio Baruta del Arq. Jimmy Alcock.
  • Espacios Culturales Comunitarios  Concejo Nacional de la Cultura dirigidos por el Arq. Juan Pedro Posani.
  • Conjunto Habitacional Asoc. Civil  Catuche + Fe y Alegría  arquitectos Domingo Álvarez + Cesar Martín
Entre otras.



Fotografías:
Domingo Álvarez, Juan Agustín Avilán, José Miguel Avilán, Ricardo Domínguez, Paolo Gasparini, Luis Felipe Toro.






Bibliografía
 Avilán Palacios J. M. Breve Historia de la Construcción y Destrucción de Caracas, Revista C. I. V. Nº 369, páginas 15 a 21. Ed. Fundación  Juan José Aguerrevere,  Caracas 1998.
Benévolo Leonardo, Diseño de la Ciudad Moderna, tomos 1al 5, Ed.GG  Barcelona 1978.
Bermúdez Guido, Diccionario del Arquitecto, Ed. Venezolana, Caracas 1993.
CEHOPU, La Ciudad Hispanoamericana, El Sueño del Orden, Ed. MOPU, V Centenario España 1989.
Herbert Girardet, Ciudades Alternativas para una Vida Urbana Sotenible,Ed. Celeste 1992.
Gasparini y Posani, Caracas a través de su Arquitectura, Ed. Fina Gómez Caracas 1969.
Gasparini Graziano, Formación Urbana Venezolana del Siglo XVI, Ed. Armitano V Centenario 1991.
Goldberg Mariano, Guía de edificaciones contemporáneas en Venezuela Caracas Parte 1, Ed.Centro de Información y Documentación Facultad de Arquitectura y Urbanismo U.CV.1980.
Gómez de Llarena y Manrique, Vivienda multifamiliar Caracas, Instituto de Arquitectura Urbana Caracas 1983.
Negrón, Vallmitjana, de Lasala, Caravallo, Pedemonte y otros, El Plan Rotival 1939-1989, Ed. FAU UCV 1991.


Niño William,  El espíritu moderno 1950, Centro cultural  Fundación Corp Group, Ed. Arte 1998.
Orihuela Augusto Germán, La Caracas Transfigurada,  Ed. Cuadernos Lagoven 1978.
Rocco Nicola, Negrón, Niño, Caracas desde el aire, Ed. Arte Caracas 2004.
 Uslar Pietri Arturo, La Caracas que no fue, Ed. El Nacional 3 de agosto de 1991.
Villanueva Carlos Raúl, Caracas en Tres Tiempos,  Ed. Cuarto centenario de Caracas 1966
Vivas Fruto, Prólogo Caracas sus Esquinas, Imágenes y Anhelos, Padilla Bravo Iván Ed. Panapo 1988.




                                                                 

JOSE  MIGUEL AVILAN PALACIOS


Nace en Caracas el 20 de Abril de 1954. Desde niño en Nueva York  experimenta el vivir en una gran ciudad. Estudia arquitectura y diseño con los profesores Iliari de Eguiarte, Bernardo Suárez, Leandro De Quintana, Herminio Pedregal,Ramón León, Henrique Hernández, Mario Breto, Mario Bemergui ,Jorge Zepesi y Domingo Álvarez entre otros profesores de la cátedra de composición y diseño urbano del Taller Carlos Raúl Villanueva de la Facultad de Arquitectura de la UCV.

En 1973 Viaja a Europa donde adquiere una visión panorámica de la arquitectura y la ciudad. En Barcelona entra en contacto con la arquitectura catalana y Gaudí.
En 1978 realiza como Tesis de Grado un proyecto para la Escuela de Arte de la UCV, con su tutor Domingo Álvarez arquitecto del Museo de los Niños. En 1980 conoce al maestro Aldo Rossi y participa en la VII Bienal de Arquitectura, Museo de Bellas Artes. Viaja por el mediterráneo y la península Ibérica. 

Trabaja con la arquitecta Matilde Almaral entre 1979 a 1984 en el Dpto. de Proyectos Municipales de la ciudad de Caracas. En Brasil  conoce la arquitectura de los maestros Oscar Niemeyer y Roberto Burle Marx. Proyecta la Casa Estudio Villa Adela 1985, donde integra los vitrales con su maestro Francisco Carretero. Gana por concurso en 1986 un cargo de Arquitecto

en la Biblioteca Nacional, donde diseña Bibliotecas públicas para la provincia de Venezuela. Proyecta y construye las bibliotecas  El Tocuyo, Oeste de Barquisimeto y Ciudad Bolívar entre otras. Como miembro de la Fundación Museo de la Arquitectura participa y colabora en seminarios de arquitectura internacional e iberoamericana. En 1987 conoce al maestro Álvaro Siza y a Rogelio Salmona.

Proyecta la Casa Rouleau en Caracas entre otra serie de casas. Entre los años 1989 y 2006 viaja a la Argentina, Uruguay, Brasil, Puerto Rico, La Habana y México. Es aceptado a los Cursos de Doctorado  de la Cátedra Gaudí en Barcelona, España, dedicándose al diseño de Jardinerías y Paisajes. 

Publica “De la Casa a la Ciudad”donde registra sus proyectos y obras. Diseña y Construye la Iglesia de la Urb. Miranda con vitrales integrados a la arquitectura y el paisaje así como los jardines de los Laboratorios Ponce & Benzo del Arq. Galia.  Gana el Concurso para el Ambulatorio HCV donado por la Embajada de España 2006.  Actualmente desarrolla conjuntamente con su socio el Arq. Luis Ibarra Larralde un proyecto para un parque acuático en el Estado Zulia. 

Paralelamente colabora para la Fundación Juan José Aguerrevere en la revista del Colegio de Ingenieros con artículos sobre Arquitectura Moderna Venezolana así mismo imparte cátedra de su experiencia crítica de la arquitectura   en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Santa María. Es aceptado para colaborar en la maestría de Diseño Arquitectónico “El Proyecto: aproximaciones a la arquitectura desde el medio ambiente histórico y social” 2007/2008 en la universidad politécnica de cataluña, Barcelona, conjuntamente con Josep Muntañola, Carlos Ferrater, Rogelio Salmona, Alvaro Siza, Steven Holl, Oscar Tusquets, entre otros para el desarrollo de proyectos globales.









DE LA CASA A LA CIUDAD

Ediciones Aviplan  Derechos reservados c           ISBN 980-07-2609-8

No hay comentarios:

Publicar un comentario